GRACIAS

GRACIAS
A todos los que visitan Mi Rincón, me dejáis vuestros comentarios: ¡¡Gracias!!. No suelo contestar a vuestros comentarios en las entradas, así que quede aquí mi gratitud.

viernes, 28 de enero de 2011

Destino

Para su gusto la habitación estaba demasiado oscura. A ella le gustaba la luz, acostumbrada siempre a la de su tierra. Incluso ni para dormir le molestaba la luz. Cuando, más tarde, recreó esa tarde, pensó que también esa semioscuridad formaría parte del decorado.

La habitación no era demasiado grande. Lo justo para una mesa de camilla, pequeña, un par de sillas, colocadas estratégicamente una enfrente de la otra. Unas plantas en uno de los rincones. Algún cuadro. Le llamó la atención una lámina de un Corazón de Jesús. Habría algo más, pero no lograba recordarlo.

La pitonisa era una mujer grande. Morena, ojos oscuros y hermosos, que se clavaban en los suyos con descaro.

Mientras barajaba el Tarot, iba comentándole cosas de su vida, de la pasada, y ella iba asintiendo un poco asustada quizás.

-Corta con la izquierda y concéntrate en lo que te ha traído aquí.

Obediente hizo lo que le pedían. Cortó la baraja con la izquierda y se concentró todo lo que pudo.

Las cartas se fueron esparciendo por la mesa, la pitonisa pasaba las yemas de los dedos por ellas, como si las acariciara.

-Bien. Las cartas me hablan de un cambio en el trabajo. Te va a llegar un dinero por sorpresa. 
En tu vida sentimental, que es lo que te interesa, no habrá cambios.

-¿Ahora?.  Se atrevió a preguntar.

-Nunca. Estarás sóla siempre. Habrá hombres en tu vida, eres joven y atractiva, pero estarás sola. Ese es tu destino.

 

27 comentarios:

Felipe dijo...

Se puede estar rodeado de multitudes y padecer la más terrible de las soledades.

Se puede estar junto a la persona querida y estar tremendamente sola

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ningún destino es inamovible y, por supuesto, no tengo una especial fe en las pitonisas. El destino lo forja uno mismo cada día. Cierto que no depende sólo de nosotros, pero en lo que esté en nuestras manos se puede intentar lo apetecido.
Tremendo el tema de tu ficción, Nieves, tremendo. Las palabras a veces son peligrosas y, aquí, en las de la pitonisa, se decreta la soledad amorosa de por vida, como una condena. Aunque siempre cabe dar la vuelta a la argumentación y pensar que más vale estar sola que mal acompañada.
Uf, tela para estas horas de la noche.
Besos que predicen dicha para ti, ¡ala!

RAMPY dijo...

Sí, esto es la paradoja de este mundo con tantas tecnologías y tantos medios para comunicarse.
Al final, mucha gente se siente en la más absoluta de las soledades.
Un beso enorme
Rampy

cabopá dijo...

Me gusta el cuento.No me gustan las pitonisas...
Eso de cortar las cartas con la iquierda,ja,ja...Tiene alguna connotación..?
ja,ja.Me ha hecho mucha gracia.
En cuanto a lo de estar sola, mejor que mal acompañada...
Muchos besicos sevillana.

cabopá dijo...

Ja,ja...mientras tu valoras si sale o no el comentario han aparecido otros y veo que Isabel dice más o menos lo mismo que yo...ja,ja.
¿Será porque somos de la misma tierra?
Más besicos.

Reyes dijo...

Según cómo se mire, no tiene por qué ser una mala noticia.
Un beso, me ha gustado mucho.

iris dijo...

¡Joderrrrr!¡Uhy1 (con perdón). Lo peor es que hay gente que se cree a pie juntillas lo que les dicen los adivinos, tengo una amiga que le dijo un supuesto adivino que moriría a los 40 años, y hasta que no cumplió los 41 no se dió cuenta que el adivino se habia equivocado. Hay que tener cuidado con la gente que no sabe trasmitir las enseñanzas del tarot y lo interpretan como le parece. Pero de todas formas muy bien contada la historia. Besitos preciosa.

Genín dijo...

Que mala sombra tiene esa pitonisa...
Salud

Pedro Ojeda Escudero dijo...

quién no está solo...

TORO SALVAJE dijo...

Que suerte.

Envidia me da.

Besos.

Juanjo dijo...

No creo en el destino,asi que si yo fuera esa chica no haria ningun caso
Besitos

Juan Luis dijo...

También pienso que no existe el destino, en tal caso lo vamos construyendo nosotros día a día con nuestras acciones. Ni caso, y si aparece la soledad habrá que luchar por hacerla desistir de sus intenciones.
Besazos!

Laura dijo...

¡De eso nada! Yo creo que si alguna vez me dijeran algo así, me afanaría desde ese mismo instante en cambiar ese supuesto destino.

Un saludo.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Los corazones valientes van en contra del destino. " No hay excusa más cobarde que culpar al destino" te suena, no?
Petons Nieves!

Larisa dijo...

¿La Destino? La Destino es una hijadep... Ay, hola, Nix, que estás por aquí, ejem... La Destino es una hijadeputamadre, eso es! Y... el Tarot... bueno... que... que no digo nada más. Es la fiebre, eso es, no me lo tengas en cuenta. De nada.

Juanma dijo...

Qué final, querida mía, tan desconcertante. Pienso qué haría yo si me dijeran eso. Y creo que, de algún modo extraño, sería feliz.

Me encantó.

Besos.

Jauroles dijo...

Pide otra carta, la baraja es muy grande...

Besos.

Gabiprog dijo...

No me gusta que barajen los demás...

Luis dijo...

Hola Nieves LM:
Muchas veces buscamos en otras personas que nos contesten nuestras inquietudes o nos alegren de nuestras penas... pero la soledad es tremendamente personal y nos afecta a la mayoría de los mortales. Podemos estar rodeados de gente y encontrarnos muy, pero que muy solos.
Que nunca tengas que pasar por esta experiencia.
Un cordial saludo,
Luis

Carlos dijo...

Pues chica, no sé que decirte, eso si. Te envio esto:

http://www.youtube.com/watch?v=klT8JS42eOk

Margarita dijo...

Es curioso, ante la soledad cada persona reacciona de forma distinta, y según el momento de la vida, también. hay quien elige la soledad, para otros es un drama. Y en esta sociedad que vivimos muchas veces puedes estar con mucha gente alrededor y sentirte sola.

El tema de la pitonisa y el Tarot me ha resultado curioso. Una vez pensé en hacer un cuento para cada carta de los Arcanos, pero, uff, demasiado trabajo, jaja.

Un cuento interesante.

Un beso,

Margarita

impersonem dijo...

Ay el destino, es la eterna discusión, destino o libre albedrío, Aristóteles y Platón, Santo Tomás y San Agustín, Calderón de la Barca en la Vida es Sueño, el Duque de Rivas en Don Alvaro o la fuerza del sino ya se encargaron de este tema... y no es un tema baladí no... a veces uno cree que su destino será el que le predijo una baraja al azar y "hace todo lo posible para que suceda", pues necesita encajar sus acciones y reacciones en lo que cree que es cierto... yo tengo mis dudas, unas cuantas, sobre el tema... trato de discernir el asunto escuchando al corazón o maestro interior más que a una baraja o bola de cristal o intuiciones ajenas... nuestro destino está en nuestras manos y debemos mirarlo sin prejuicios que predeterminen nuestras acciones y, por ende, los resultados de las mismas... creo en la causalidad y no en la casualidad... aunque yo he soñado cosas del futuro que depués me han sucedido tal cual... tal vez seamos menos libres (espiritualmente hablando) de lo que creemos y estemos más predestinados de lo que pensamos... mientras dudemos, seguiremos buscando la verdad con muchas posibilidades de encontrarla.

Un abrazo enorme deseándote el mejor de los mejores destinos.

Manuel dijo...

Si no existe la libertad que sentido tiene la vida...

Lola (pecado,docape) dijo...

Menol mal que las pitonisas no tienen ni idea...la soledad es fea.
pero una realidad en muchos casos.
saludos y espero mejor destino en el próximo jeje

Una Resaca Cualquiera dijo...

No siempre oimos lo que queremos escuchar, esta claro...
Espero que actulices pronto; hasta luego!!

El tejon dijo...

Pues a luchar contra el vaticinio de la pitonisa y cambiar el destino.
A mi tampoco me gustan las pitonisas, ni las buenas siquiera.
Saludos.

coeliquore dijo...

Me gusta tu blog y tus relatos.
Tengo abierto un concurso, por si quieres participar.
Un beso