GRACIAS

GRACIAS
A todos los que visitan Mi Rincón, me dejáis vuestros comentarios: ¡¡Gracias!!. No suelo contestar a vuestros comentarios en las entradas, así que quede aquí mi gratitud.

martes, 31 de agosto de 2010

Evasión

Había llegado a la parada sin darse cuenta, casi sin querer. En realidad no sabía ni porqué se había subido. Quizá por inercia. Necesitaba pensar y extrañamente el autobús la invitaba a ello. Nadie con quien tener que hablar, sólo mirar distraída por la ventanilla. El autobús podía llegar a ser su refugio.

No podía dejar de pensar en él, en su particular refugio, donde tantas veces lo había visto evadirse también.

A él le gustaba sentarse en la zona del salón a la que llamaba cariñosamente "su biblioteca". No era en sí una biblioteca, pero era  su espacio, donde tenía sus libros, los leídos mil veces, los empezado a leer otras tantas, los que jamás leería...


Cuando el día amanecía soleado, se colaban rayitos juguetones entre las láminas de las persianas, y a él le gustaba jugar con las formas que adquiría el humo de su cigarrillo, daba una gran calada y lo expulsaba fuerte, extasiándose con el juego sensual entre el humo, el sol y las motas de polvo.
Realmente no pensaba en nada, se dejaba ir... vagueando...


Exactamente así, lo acababa de dejar en esa tarde y como siempre no sabía cuando se produciría el siguiente encuentro. La vida se portaba así con ellos, nada de premeditaciones ni citas, dejarse llevar, como el humo de un cigarrillo.

26 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

A veces no queda otra solución, otras, puede ser el que mantiene la ilusión, y da la fuerza para seguir como ese humo del cigarrillo.

Precios relato.

Ya vamos volviendo todos, esperoque este año te llene de inspiración y de todo lo que deseas hacer.

Besicos muchos.

Ricardo J. Román dijo...

Veo que estás leyendo a Saramago, excelente libro. Me encantó esta entrada, muy reflexiva.

Saludos!

Sí es lo que parece dijo...

A veces dejarse llevar es la mejor opción posible, sin planear y sin esperar nada no hay frustración ni contratiempo.

Si fuese tan facil....

Saludos
pd: me ha encantado la foto de cabecera, qué colorido

AƒяođiTส dijo...

Nieves, que capacidad para hacer que hasta oliera el humo de ese cigarro... dejarse llevar... ojala fuera tan facil...
un besito Nieves.

Juanjo dijo...

Recien llegado del Peru me paso por aqui para saludarte y mandarte un gran beso
He leido con interes tu relato del bus
Besos

José Manuel Beltrán dijo...

Perfecto, ciudadana.
Me encanta ese final: "... dejarse llevar, como el humo de un cigarro". Eso es verdadera evasión, sensación de libertad. Puede ser un bus o, incluso, sin moverse uno. Dejar volar tu imaginación y sentir el aire al pasar las hojas de los libros de "tu biblioteca".
Preciosas palabras que se merecen, más que un beso. Ese que tú siempre tienes, desde este lado.

Gabiprog dijo...

No es rutina cuando el sabor de la propia vida se toma de manera tan fácil.

:)

Un abrazo.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

A los sedientos de amor esas gotas de improvisación no les llega a saciar la sed, pero al menos la ilusión de esperar el siguiente encuentro disminuye esa desesperación.

Me encanta tu nueva imagen de blog!

Petons

PD: lo de la configuración de comentarios de mi blog lo encontré de casualidad!! jajaja

prometeo dijo...

Es increible como tu relato puede ser fantástico para un@s, onírico para otr@s, y para mí es realismo, pero ni siquiera realismo mágico, sino realismo, con número de autobús, destino y persona en la que pensar.
Ha sido una sorpresa. Como si ella hubiera nacido antes y Cortázar la llamara "maga"

Alerion Finigor dijo...

Hace tiempo que no me metía a tu blog, así que no sé si el diseño será nuevo o yo estoy muy atrasado jajaja, pero esta muy lindo, igual que la entrada :)

Espero poder leerte más seguido!

Un abrazo desde lejos :)

ALFONSINA dijo...

Me pasa siempre que viajo, al menos dos veces al mes ida y vuelta de mi casa a mi departamento en la "gran ciudad", eso de pensar y pensar. Creo que uno llega a volar demasiado con la imaginación en esos casos.
Un saludito!
Al!

ALFONSINA dijo...

Por cierto, me fascina el lugar en dónde vivís! espero algún día poder llegarme hasta allá!

Nieves dijo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios, siempre tan amables.
Mi bienvenida a los nuevos.

ALFONSINA, tengo suerte de vivir donde vivo. A pesar del calor, no lo cambiaría. Besos.

PROMETEO, creo que me pudo el subconsciente. No sé si leíste la entrada anterior a ésta, si lo haces y los comentarios, entenderás. Besos.

Jauroles dijo...

Me encantó,... dejarse llevar como el humo de un cigarrillo... sencillamente genial!

Besos.

RAMPY dijo...

Hola, Nieves,todos necesitamos tener nuestro lugar donde evadirnos. Para algunos, es en un libro o incluso en una biblioteca, y para otros es en otras cosas, por ejemplo, un blog.
Me ha encantado el relato.
Gracias por estar ahí.
Recibe un beso enorme
Rampy

MA dijo...

Ole por tu evasión amiga, un placer evadirse con el humo de un cigarrillo ,o con cualquier cosa que de lugar a evadirse de las muchas que hay en el mundo como es la música, un baño caliente etc...
Un abrazo de MA para ti.

ulises dijo...

Me gusta la imagen que has creado de la pareja pensando. ella piensa en él, pero él en nada.

Antonio Misas dijo...

Nieves,
me gusta toda la escena y como trasformas el pensamiento, como se sucede y abre el plano de otra escena en otro lugar, Nuestra vida está en nuestros pensamientos, en las cosas que nos ocupan, nos preocupan... en distintos planos y como la literatura se mueve en tres tiempos: presente, pasado y futuro.

Besos

Gata Negra dijo...

Aunque a veces la incertidumbre de cuando será el proximo encuentro puede doler, no tener el compromiso de fijar fecha, da mucha sensación de libertad e incluso de seguridad.

bonito el cambio de look de tu blog ^_^

Buen domingo y besos!

cabopá dijo...

Hola niña, vaya cambio que has dado en tu ventana, esos geranios son preciosos...Sólo paso a saludarte, tengo que reestructurar mi blog y ponerte en los visitados,para no perderme ni una sola entrada de tu ventana sevillana
Besicos

Álvaro Dorian Grey dijo...

muchas veces he jugado yo con las líneas de luz entre las cortinas, y con las motas de polvo que se dejan ver.
saludos y salud

Rodolfo Serrano dijo...

A veces, todos los autobuses nos llevan al cielo

Enric Pérez dijo...

Los autobuses también son mi refugio en los que abstraigo el pensamiento y me transporto mucho más allá. Además, son muy cinematográficos, uno nunca sabe donde puede ir a parar.

SOMMER dijo...

Lees el símbolo perdido y la catedral del mar a la vez?
caramba, iba a proponerte visitar mi nuevo blog, pero tal vez no sea buen momento....
Quien sabe....

Besos Nieves¡¡¡¡¡¡

Fernando Santos (Chana) dijo...

Belo post...Espectacular....
Cumprimentos

Carlos dijo...

En ocasiones, así es la vida. Futil, Volatil, impredecible como el camino que tomará una bocanada d ehumo recien exhalada. un beso