GRACIAS

GRACIAS
A todos los que visitan Mi Rincón, me dejáis vuestros comentarios: ¡¡Gracias!!. No suelo contestar a vuestros comentarios en las entradas, así que quede aquí mi gratitud.

viernes, 12 de febrero de 2010

Perdido.


Como casi siempre la cosa no había ido demasiado bien. Había tocado en el puerto, en un garito de mala fama, donde sólo se reunían personajes de mal vivir y putas baratas. Como casi siempre había tocado para sí mismo, quizá ninguno de los presentes ni se habría dado cuenta de su presencia, ensarzados en sus charlas, risotadas y gritos, afanados en entenderse con los camareros, a los que pedían insistentemente más vino, más vino, más.... 
¿Qué le había llevado a aquella situación?. Había sido siempre un melómano, todo en su vida había sido música, su padre músico, su madre cantante, le habían inculcado el amor a ella. Pero no había tenido suerte, un jugueteo con las drogas, algún pérfido amor, devastador, mala suerte. 
Ahora se conformaba con poder tocar en el garito y malvivir, pero siempre con la música pegada a cada poro de su piel. Como casi siempre volvía a casa sólo. Toda su vida había sido un buscador de sueños, de gente, de sensaciones, de experiencias, ahora no, ahora se dejaba arrastrar por la inercia de los días, sin más pretensiones. A veces pensaba que ya nada merecía la pena, sólo la música. 
Cuando llegó a su habitación de alquiler, se tumbó en la cama, ya casi amanecía, y atrapó el sueño jugando, como de pequeño, con un mechón de su pelo, que aún conservaba largo y rizado.

11 comentarios:

Laura dijo...

Tal vez tuvo en alguna ocasión la oportunidad de dormirse jugando con el mechón de una mujer de perfume afrutado, que acabó por dejarle porque él sólo ponía su corazón en los acordes de su guitarra.

Un saludo

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Nunca estaremos solos si la música es nuestra compañera.

Saludos!

Ŧirєηzє dijo...

compartir la vida con la musica y la liberta....tampoco es mal final.....
Sobre todo sies una forma de vida elegida...
Interesante texto...
un abrazo nieves

* Me * dijo...

Seguro que en el momento preciso la música le extendera un puente infinito hacia sí mismo..

Me ha encantado el relato, Nieves.. :)

Alijodos dijo...

la musica es una buena compañera..escribes bien nieves...un beso...

Carlos dijo...

La musica es buena amiga, seguro que capaz de sacar a quien sea del arroyo más profundo, aún del de la droga.... como siempre bonita manera de exponerlo.

Rodolfo Serrano dijo...

Magnífico retrato

manuespada dijo...

Siempre nos quedará la música, como en Casablanca.

pecado dijo...

El talento y la sociedad pareja frustrada.
Me gusto perdido.

Felipe dijo...

Hay más grandes talentos escondidos que los que ya conocemos.
Que mejor compañía que un vaso de vino, una guitarra y una mujer, o un hombre, que más da...

un saludo : el bolu

Julio Fidel dijo...

Al final...recuperando la infancia.